Aduana Vieja: El nombre de la editorial 11 mayo, 2017

No, no tiene nada que ver con la Habana Vieja, aunque me guste que suene algo parecido. Es una de las preguntas que más me han hecho y aunque ya lo he contado otras veces, aquí develo el sitio exacto donde se me apareció San Juan Bosco (ya sabéis, el patrón de los editores), y así como a él le dijeron “he aquí tu campo”, yo me dije, aquí lo tengo…

Paseando por una de las estrechas callejuelas de Cádiz, me encontré con una placa que decía Calle de la Aduana vieja, y me pareció que el nombre encerraba todo el simbolismo de lo que quería que fuese la editorial: un espacio colmado de diversidad, de movimiento, de revuelo y de trasiego.

Cádiz, como muchas otras ciudades con puerto (como Barcelona o La Habana, por ejemplo), tienen y conservan con especial cariño su Aduana Vieja, y en torno a ella sus calles y plazas que normalmente también tomaban el nombre de la aduana, para guiar a los viajeros.

Y la literatura también es eso: un sitio de paso, de diálogos y de encuentros, donde hay que tomarse las cosas con calma, y para mostrar lo que llevamos con tanto mimo en la maleta…