(Menos de diez) libros que me llevaría a cualquier parte 19 Febrero, 2017

Fabio Murrieta

Estos son los libros que me llevaría a cualquier parte (a una isla desierta también), y por el mismo orden…

Con el tiempo supongo que llegaré a diez, pero tenerlo tan claro, y que sean diez y no nueve u  once, siempre me ha parecido algo ligero y a la vez precipitado…

No son los más importantes, no son precisamente los que rompen moldes -aunque también-, pero sí son los que más me gustan, y aunque el gusto es la categoría estética preferida de los ignorantes, apelo a él y lo reafirmo esta vez para saciar la curiosidad de una amiga:

1- El proceso, de Kafka.

Un texto que se adelanta a su tiempo, que lo retrata, lo interpreta como ninguno y que también lo trasciende. Pura lógica y matemática. Tal vez la obra literaria fundamental de todo el siglo XX. Lejos de agobiarme, me relaja. Nunca me aburro de leerlo. Ahí están, sin salir de casa, Einstein, Freud, Wittgenstein…

2 (y 3) –Teatro, de Shakespeare.

Siento debilidad por sus comedias y tragedias, no tanto por sus dramas (con perdón de mi querida Beatriz Maggi), así que si tuviera que elegir una pieza, no sabría… Serían dos: “Troilo y Crésida”, que me divierte como ninguna, y “Hamlet”; así pues, me llevo ambas, aunque haya quien sostenga que ninguna de las dos pertenece a Shakespeare….

4- Crimen y castigo, de Dostoievski.

Si se trata de bajar a las profundidades del ser humano, o de leer una novela como Dios manda (sin que sea Don Quijote), entonces nadie como él…

5 (y 6) – Concierto barrocoEl Siglo de las Luces, de Carpentier.

La primera, un divertimento que retrata el más elegante humor cubano. Es Carpentier y Juana Bacallao a la vez. La segunda, probablemente la mejor novela hispanoamericana jamás escrita. Sinfonía y armonía, al mejor estilo de las variaciones de Bethoven. Lo propiamente americano y lo universal, como nadie jamás lo ha narrado.

7- Las cabezas trocadas, de Mann.

“Una de dos, o me llevo a esa mujer, o entre los tres nos organizamos, si puede ser…” (la letra es de Aute, pero la esencia es la misma), y es que un trío cuesta lo suyo…

8- El Tao Te King, de Lao Tse.

Para poderlo tener, lo copié a mano una noche en la residencia de F y 3ra., en La Habana, ya que lo leí en una copia a su vez mecanografiada que me pasaron los de 5to. año. Si después de leerlo sigues pensando igual, es que ya no tienes remedio…

9- Obra escogida, de Borges.

Esto es hacer trampas, y a ver quién es el guapo que niega que Borges escribió novelas… Me llevo sus poemas, sus relatos y sus ensayos. No hace falta más, en él están un poco todos los demás…